Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

¿Os acordáis del Tetris?

El Tetris era uno de mis videojuegos favoritos cuando era pequeña. Y aún hoy cuando lo encuentro en un ordenador o en un móvil me encanta jugar con él. Hace unos años me regalaron otro juego de mesa llamado Blokus que también me gusta muchísimo, aunque para jugar hacen falta al menos dos jugadores. En el proyecto ¡A contar!, hemos introducido juegos tipo Tetris que nos parecen una combinación perfecta de estos dos clásicos. Además, añadimos el uso del dado, que a los niños les encanta.

Como ya os hemos dicho en la guía didáctica (páginas 44 a 46), los objetivos principales del juego son trabajar la descomposición de los números del 1 al 6, el conteo y posterior reconocimiento de estas cantidades en el dado, y la identificación y selección de fichas con un número de puntos y una configuración determinada.

FOTO 1

FOTO 2

Yo empecé a jugar con los niños de 4 años a principio de curso y fue un de las actividades que me enseñaron a no cerrarme y a no poner yo misma limitaciones a los alumnos que en realidad no existen.

Al principio, pensé que iba a ser dificilísimo que ubicaran las fichas en la caja y no se perdiesen al coger una de una cantidad concreta. Y, aunque las primeras veces estaban algo perdidos entre tantos tipos de fichas y tendían a coger siempre las mismas para la misma cantidad (por ejemplo, la L grande para el 5), sí sabían en qué zona debían buscar. Además, yo creía que la actividad les iba a resultar muy pesada y que sería difícil conseguir que los alumnos mantuvieran el interés. La realidad fue todo lo contrario, aunque es verdad que yo les tuve que ayudar en las descomposiciones (como os decimos en la guía, esta ayuda es imprescindible en 4 años).

FOTO 3

La experiencia fue muy buena, tanto para ellos como para para mí. Tanto les gustó que, al poco tiempo de empezar, una madre me preguntó qué juego era este porque su hija no paraba de pedirle el Tetris para los Reyes. A los alumnos les divirtió muchísimo el tener que buscar las piezas y colocarlas para completar el animal. Además, les encantó que yo me sentase a jugar con ellos porque hasta ese momento nunca habíamos jugado a ningún juego de tablero. Tampoco habíamos usado el dado nunca antes y, aunque yo pensaba que se aburrirían al tener que contar los puntos, estaban encantados. ¡Todos deseaban que les tocara el turno para tirar y ver qué les salía! Sorprendentemente esperaban muy bien su turno y mantuvieron muchísima atención durante toda la partida. Para mí esto es el mejor indicio de que el juego funciona.

FOTO 6

En esta primera experiencia, yo usé unos tableros con animales, muy parecidos a los de ¡A contar! que me dejó Carlos. Las fichas y el dado eran idénticos a los del material que tenéis vosotros. Realizamos la actividad en el tiempo de equipos rotatorios A contar en equipos rotatorios, jugando una sesión con cada equipo de entre 4 y 6 niños.

Como os indicamos en la guía, una partida suele durar unos 30 minutos, aunque es verdad que, si en un mismo equipo se juntan niños que son más rápidos contando la cantidad del dado, buscando las fichas y que entienden mejor las descomposiciones, la partida se resuelve en 15 o 20 minutos y da tiempo a jugar dos partidas en cada sesión.

Aunque en el cuaderno se proponen versiones individuales del juego es importante que, siempre que podáis, juguéis antes partidas colectivas (mejor en pequeño grupo). En primer lugar, porque lo que realmente divierte a los niños es el juego cooperativo para completar por turnos el animal y prestarle ayuda a sus compañeros cuando es necesario. Y, en segundo lugar, porque esta ayuda que se prestan los niños entre ellos, es fundamental para el aprendizaje, ya que es más próxima a su lenguaje y a su nivel de razonamiento que la que nosotros les proporcionaríamos.

Por último, os dejo un vídeo que he elaborado pensando en que quizá os parezca un poco lioso organizar el material. En él, además, os cuento cómo se juega, aunque os recomiendo que leáis la guía para saber con mucho más detalle qué podéis esperar de vuestros alumnos de 4 y 5 años en el desarrollo de este juego.

 

Comentarios

1 comentario

La descomposición aditiva en ¡A contar! - ¡A Contar!

[…] primer lugar, en los juegos tipo Tetris (ya hable de ellos en esta entrada). En este juego los alumnos van tirando el dado y colocando fichas que tengan tantos puntos como el […]


Deja un comentario

Elisa Hernández

Maestra de Educación Infantil y coautora del proyecto ¡A contar!