Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Cómo trabajar con los juegos tipo Tetris

En esta entrada queremos mostraros cómo solemos trabajar en el aula los juegos tipo Tetris y las dificultades y descubrimientos que hemos hecho con nuestros niños y niñas.

Como os comentamos en la guía didáctica (páginas de 44 a 46), los objetivos principales del juego son trabajar la descomposición de los números del 1 al 6, el conteo y posterior reconocimiento de estas cantidades en el dado y la identificación y selección de fichas con un número de puntos y una configuración determinada, usando para ello una actividad lúdica y muy divertida para los niños y niñas de estas edades.

Gracias a los juegos de tablero que introdujimos a principios de curso (puedes pinchar aquí para ver cómo los trabajamos en nuestra clase), los niños y niñas ya están acostumbrados al manejo de los dados, por lo que no les ha costado demasiado hacerse con la dinámica de este nuevo juego

Si vuestros niños no han asimilado bien la dinámica de los Juegos de Tablero, no hay problema, en el Tetris partimos de las mismas premisas y de este modo reforzamos este sistema casi de forma automática.

Nosotros solemos empezar a trabajar con el juego tipo Tetris en el momento de la asamblea o bien hacemos pequeños grupos de 4 o 5 alumnos, en este caso concreto lo hacemos en equipos rotatorios (podéis consultar aquí cómo se trabaja con este tipo de organización). Así introducimos a los niños y niñas en la dinámica de rincones que tenemos programada, suele funcionar bastante bien y se ajusta a los tiempos previstos.

Para quienes todavía no lo conocéis, consiste en que los niños y niñas coloquen las piezas en un tablero cuadriculado según el número del dado que salga en cada tirada.

En el juego hay un turno por niño y, entre todos completan la cuadrícula colocando las fichas que les vayan saliendo. Esta versión del juego suele durar entre unos 20 y 30 minutos como máximo y en ocasiones hemos comprobado que con la práctica en 15 minutos lo han finalizado.

Como iréis comprobando, a lo largo que avanza la partida, el número de casillas vacías se va haciendo menor y suelen estar más aisladas. Esto hace que cada vez sea más difícil colocar las fichas con valores más altos. Es en este momento cuando entra en juego la descomposición numérica: los niños y niñas tienen que coger dos o más piezas para cubrir las casillas que indica el dado.

Para facilitar el desarrollo de las partidas, solemos invitar a los niños y niñas a clasificar las fichas según la cantidad de puntos que contienen. Esto hace que más rápido el desarrollo del juego, pero también les ayuda a interiorizar número y cantidad.

  

 

Nosotros solemos colocarlas en cajas o en bolsitas donde previamente los niños y niñas han escrito el número correspondiente. Más adelante ya no es necesaria esta clasificación y las solemos mezclar para subir el nivel de dificultad en cada partida.

En nuestra experiencia en el aula, hemos constatado que es muy importante que permanezcamos con ellos mientras juegan para garantizar que respetan los turnos y que todos participan en el juego.

También hemos comprobado en varias ocasiones que los niños y niñas memorizaban una ficha y su forma sin contar los puntos tras varias partidas jugadas. Esto les produce frustración cuando esa ficha se acaba o no encaja y entonces ya no buscan nuevas opciones. Por ejemplo, cuando sacan un 4, la ficha más buscada es la que presenta los puntos en cuadrado por su semejanza con el dado. Cuando se acaba o no es posible colocarla en el tablero, les cuesta darse cuenta que la ficha en L también tiene cuatro puntos.

En los primeros momentos, debemos estar atento a estas jugadas y tutorizar la partida para sugerir nuevas posibilidades e invitar a los niños y niñas a que investiguen nuevas posibilidades antes de que opten por la descomposición numérica y usen varias fichas para completar el número que les ha salido.

 

Si queréis saber más de este juego, os recomendamos que leáis el artículo ¿Os acordáis del Tetris? que publicó el año pasado Elisa Hernández, coautora de ¡A contar!, en este mismo blog.

En nuestra aula, el momento de jugar al «Tetris» se ha convertido en uno de los más esperados de la jornada. Nuestros alumnos disfrutan enormemente con él y nosotros vemos como aprenden en cada partida.

Nos encantaría saber cómo lo lleváis a cabo en vuestra aula y los problemas y sorpresas que os habéis encontrado al ponerlo en práctica.

¡Esperamos vuestros comentarios!

 

Comentarios

Deja un comentario

Elisa Hernández

Maestra de Educación Infantil y coautora del proyecto ¡A contar!