Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Actividades que surgen de los cuentos de ¡A contar!: un taller de cocina

Hoy queremos seguir compartiendo con vosotros algunas actividades que han ido surgiendo a lo largo del curso al hilo del trabajo con los cuentos de ¡A contar!.

Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, la versatilidad de este método nos ha proporcionado mucho material para desarrollar nuevas iniciativas que motivan y entusiasman a los niños y las niñas de nuestra aula.

Hoy queremos mostraros un taller de cocina que decidimos hacer a partir del trabajo con el cuento Hansel y Gretel del nivel para 4 años.

Desde luego, su lectura fue un excelente elemento de motivación, ya que ¡imaginar una casa entera hecha con dulces y golosinas es el sueño de cualquier niño!… y, a veces, también el de algún adulto.

Partiendo de este interés, nos propusimos trabajar la alimentación saludable con nuestros alumnos ya que pudimos comprobar que, en muchos casos, ésta no era todo lo variada y equilibrada que sería deseable: en los desayunos solían decantarse por bollería industrial, consumían demasiados alimentos procesados y algunos grupos de alimentos, como las frutas y las verduras, en ocasiones brillaban por su ausencia.

Como se trata de una cuestión que, en cierta medida, rebasa los límites estrictos de la escuela, decidimos implicar también a las familias de forma que hubiera una coordinación entre los dos agentes educativos.

Desde hace ya un tiempo, venimos haciendo una Escuela de Familia en nuestro centro con una doble finalidad: tratar temas de interés educativo para los padres y comentar el desarrollo del curso escolar. Esto nos permitió impartir unas charlas sobre alimentación saludable e involucrarlos en las actividades del taller de cocina que habíamos programado.

Nos planteamos que no solo queríamos abordar contenidos que potenciaran los hábitos saludables, sino que deberíamos dar continuidad a las actividades que estábamos haciendo en ¡A contar! y trabajar también contenidos matemáticos. Esto no supuso un gran esfuerzo, ya que la cocina nos proporciona infinidad de ocasiones en las que los tenemos que utilizar. Por ejemplo:

  • Realizar medidas y estimar cantidades de alimentos.
  • Pesar alimentos.
  • Descubrir la utilidad de los números en las recetas de cocina.
  • Secuenciar los pasos de una receta.
  • Medir la temperatura de los alimentos.
  • Crear formas geométricas (por ejemplo, en los postres).

En primer lugar, dividimos el taller de cocina en dos partes:

  • Taller de elaboración de alimentos con madres y padres voluntarios.
  • Sesión con un chef para conocer hábitos saludables y hacer un plato original con frutas.

Para el taller de elaboración de los alimentos saludables contamos con la ayuda de las madres y los padres que se ofrecieron para venir en días alternos al aula y ayudarnos en la preparación de las recetas.

Creamos listados gráficos de ingredientes indicando las cantidades que íbamos a utilizar en las recetas y los plastificamos para facilitar su manipulación y conservación. De esta forma, los niños y las niñas podían leer las recetas y comprobar que las cantidades eran las correctas. Con ayuda de los adultos pesaron los alimentos utilizando la báscula y conocieron otros instrumentos de medida como cucharas, vasos, tazas…

*Receta para preparar con Thermomix.

También realizamos recetas plastificadas donde se mostraban los pasos que debían seguir para preparar los platos, lo que nos permitió trabajar la secuenciación de un proceso y la utilización de los ordinales.

El taller fue todo un éxito y lo repetimos en los días siguientes con diferentes recetas saludables que preparamos en el aula.

 

Como colofón de nuestro taller, recibimos la visita de un chef que nos explicó cómo era su trabajo y cómo se podían hacer ricas recetas con frutas. Disfrutamos y aprendimos muchísimo con esta actividad.

 

Una vez más, ¡A contar! nos ha dado la posibilidad de explorar nuevos contenidos matemáticos.

A partir de un cuento, conseguimos trabajar conceptos tan importantes para los niños y niñas de 4 años como puede ser una alimentación saludable y descubrir que los números están presentes en nuestra vida diaria, escondidos en los platos sabrosos que nos comemos cada día.

Esperamos que esta idea os haya motivado para que exploréis nuevas actividades de ¡A contar! y nos contéis vuestras experiencias en el aula.

 

Comentarios

Deja un comentario

Elisa Hernández

Maestra de Educación Infantil y coautora del proyecto ¡A contar!